0052. Entrevista con Juan “Majallana” 3ª Parte

Juan “Majallana” en sus clases de cante

Continuación de la Entrevista que Miguel Ángel Berlanga mantuvo con Juan Antonio Gómez “Majallana” en Huertecilla Maña el 14 de septiembre de 1997, y que se publicó en su libro “Bailes de Candil andaluces y Fiesta de verdiales : otra visión de los fandangos” (2000)

¿Quién es ese fiestero que conocí en Jeva (cerca del Torcal) que cantaba con muchos “ay” al final de cada frase?

Ese es el Panchurro [E inmediatamente Juan canta una copla con el estilo del Panchurro y los ay den los finales de frase:

El día de la Fuensanta, ay,
quisiera estar en Coín ay, ay, ay…

Le he vuelto a preguntar a Juan, esta vez por una chica que canta, con voz clara y bonita, en una panda del Puerto…

Esa es Conchi Fernández [Audio de Recordando a los mejores]... ella es de la Paqui Corpas [canta las coplas por el estilo de Paqui Corpas]. La Paqui Corpas es la que está en la cinta mía [en la de Nuevos Horizontes]. Y ella, Conchi, hace ese estilo. Pero le da una cosa personal que yo creo que ella ha querío doblar [imitar] eso, pero ella no puede llegar nunca a lo que hace Paqui Corpas. No ella: ninguna mujer que yo conozca de los verdiales… Porque la Paqui, la Paqui cuando abre la voz, cuando abre la boca y canta, tiene una cosa, que eso… ¿¡en mujeres!? ¡Yo creo que nadie como ella!

Ahora, una cosa: las coplas de verdiales están evolucionando hacia una perfección que antes no tenían, he oído una grabación de hace cuarenta años, unas coplas antiguas de cortijeros de aldeas cercanas a Comares, que me ha facilitado Manuel Robles, fiestero y alcalde de Comares [alcalde del pueblo, no de la panda. Juan asiente, dando a entender que lo conoce] Y lo que se oye es como más espontáneo, afinaban menos, no llevaban la medida exacta y cada uno cantaba por varios estilos distintos…

Eso es porque no lo cuidaban.

Pero esa espontaneidad era muy interesante y parece que hoy no se cultiva.

Yo no tengo un estilo propio porque no me he preocupao de cogerlo, mi preocupación ha estado más en coger y transmitir, coger y transmitir, porque yo he visto que el problema que tenía la fiesta era que no salían fiesteros porque no había quien les enseñara. Entonces yo aprendí de aquí y de allí para poder transmitirlo luego. Y de esa manera se me han ido metiendo los estilos, de tal manera que yo podría hacer un sinfín de estilos de cante… que al cantarlos parece que los estoy viendo, fiesteros que ya han muerto. Como ya digo, éste que era el Limpio. Y este cantaba… Coge la guitarra y canta:

Pero me ajusto las cuentas
Ya me voy poniendo viejo,
pero me ajusto las cuentas.
Que el pez que me ha de tragar
ya tiene la boca abierta (bis)

Y a lo mejor, si no cantaba nadie, él mismo salía con otro estilo… [Y canta otra copla, en otro estilo en efecto, y de tesitura más baja] […]

Por eso hay una copla en la que está grabá, como un homenaje a Pepe el Limpio, que dice: Pepe el Limpio cantaba… Porque él llegaba a una fiesta, ¡y la fiesta cambiaba!, la gente lo veía llegá, y decía: ha llegao un maestro. Igual que estaba el Rubio de las Casillas, que ha muerto también… ese hombre llegaba, se sonreía, y ya se te alegraba el alma. Ese es el que cantaba esa copla que decía:

Sí, la he oído en la colección de Blas Vega.

Exacto. Pues el otro, la copla decía.

Si Pepe el Limpio cantaba
la fiesta se engrandecía
Él cantando se reía
y daba sus carcajadas.
Pero qué bien las hacía

Antes además, la fiesta era la oportunidad de conocerse los jóvenes…

Yo con las fiestas… hoy están las discotecas. Antes no, estaban las ruedas, y yo llevaba un papelillo y cuando le he cantao una copla a cualquier chavala, en el momento que me ha sacao le he dao un papelillo, se la ha guardao, y se ha puesto colorá… y en la fiesta igual. Si está bailando no…

Pero si estaba bailando se le podían dirigir coplas ¿no?

Si, si cantas una copla mirando fijamente a una chavala, cuántas veces no se ha puesto nerviosa y ha echao los ojos pa otro sitio (se ríe).

Normal. Y la fiesta, musicalmente, evoluciona. ¿Qué me dices de esto?

Por ejemplo. José Gutiérrez Suárez, mi maestro de violín, de la zona de Santa Rosalía, por Majallana… hacía unas paraillas [recortes con el violín a fin de frase] que no pensó nunca en acompañarlas con la guitarra. A Povea le pasaba igual en estilo Montes.

Juan toca un paseo de violín (la parte instrumental de inicio a las coplas de los fandangos verdiales de Málaga), por el estilo de Povea, y después lo toca con una versión propia que es muy parecida pero a la que le mete cambios en los acordes de la guitarra. Yo le acompaño con la guitarra, pera lo cuál me dice previamente qué cambios y dónde debo hacerlos. Primero, el paseo y la subida de Povea. Después un paseíllo semejante pero acompañado con más cambios en la guitarra, con Mi, Lam, Sol, Fa, Mi.

Esto no se le ocurrió a Povea, porque si no, lo hubiera hecho, y suena bien. Y con el estilo de José Gutiérrez lo mismo. Las paraillas que hacía con el violín, en seco, cortadas, pueden acompañarse a la guitarra [Juan ha metido el acompañamiento de la guitarra. Es sencillo, pero suena bien, en efecto]

Y los chavales que en la actualidad se meten en esto, me parece que prácticamente todos son familiares de antiguos fiesteros. ¿no es así?

Juan asiente y me dice que aunque la fiesta Mayor de Verdiales (los 28.XII), vayan muchos jóvenes malagueños (de la ciudad), la mayoría no sabe valorar la fiesta en su auténtica perspectiva, ni saben cantar. Van a beber y a ligar pero como si fueran a una discoteca. Y recuerda una copla de Andrés Jiménez que dice:

La fiesta fue en cortijadas
y nunca fue cortijera
Fue fiesta de labradores
que tuvieron pocas tierras.

Porque por estos lugares, cortijeros se les llama a los dueños de los cortijos grandes, pero el mundo de los verdiales es un mundo pobre… Iban a donde estaban los ricos… pero ellos eran gente del campo, campesinos.

Juan, me gustaría saber algo de ese disco nuevo que has grabado junto con otros. De hecho, es música de fusión. Ahí se mezcla lo antiguo y lo moderno. La panda con la orquesta y con el sintetizador digital. Eso mismo es ya una muestra de que los verdiales no son sólo historia… Y por cierto, ¿quién es el arreglista? Le mete unos arreglos sencillos pero muy efectivos.

Ése fue José María Alonso. Esto vino porque yo… bueno, me dio por pensar que la fiesta se podía enriquecer de otra manera. Lo mismo que he pensao en meter más música de guitarra para acompañar el violín, pues he pensao, en acompañarla con una orquesta. La gente dice a veces: -Es que la fiesta, eso es una música de oído y no lleva partitura. Pero a los verdiales se le hacen partituras. Un pandero tiene una medida. Uno, dos, tres, cuatro, y con sus golpes y su rasgueo marca la fiesta entera. Y entonces yo basándome en esto digo: -Pues vamo a ve qué se le puede meté a esto. Luego vi que metiéndole varias flautas que tiene metías en el disco, oyéndolo por ahí, la gente dice: -Uy, que bonito. Luego indagando por ahí, nos dicen que antiguamente antes del violín estaba la flauta.

¿Eso lo dices por aquel mosaico de Pompeya?

No, eso es porque la gente lo dice por ahí, se lo oigo a los comentaristas, a los que estudian esto. Pero claro, yo digo: Pues es verdad, porque ahí está, ahí lo dice, cuando se hacen esos terminales de hace la flauta, suena precioso. Entonces pienso esto, me voy a José María Alonso, lo estudia y me hizo las partituras. Y además me dijo: cuando tú quieras, la fiesta la puedes preparar pa donde quieras, por ejemplo en el teatro Cervantes, puedes tocar con la panda acompañada por la orquesta tal. Lo bonito es que le metas varios intrumentos para cada voz. Y fenómeno, se hace, se puede hacer. Una panda de verdiales se puede acompañar por una orquesta, pero tienes que saber tú mandarle a la orquesta, el director de la orquesta decirle: pues ahora romper el paseo y vamos a pasar a la subida, en do mayor. Y ellos, en cuanto sale el cantaor, hacen el acompañamiento…

[…] Juan detalla en la conversación qué cosas les dice a los jóvenes que quieren aprender, consejos sencillos, fáciles de retener, dados por alguien que como él, es buen conocedor de esta música. Marca los tiempos entre frase y frase, mientras canta…

[…] – Por cierto, ese estilo lo he oído cantar a Canastos, que es de Almogía.

Sí. A Canastos, le gusta el estilo de los Montes, aunque no sea de allí.

Juan sigue recordando a Luis Gámez…

[…] Llevamos más de dos horas. Juan me pide disculpas por si a veces se ha desviado de mis preguntas, hacia recuerdos que no fueran exactamente lo que yo venía buscando. -Nada más lejos, le digo. Quien quiera conocer esto bien, ha de entrar por ahí. Y como para confirmarme que esto de la fiesta es algo que se vive o no se vive, y “que salga de dentro”, me refiere algo que acontece de vez en cuando en las reuniones de cante (de fiesta más bien) en el mismo local en el que estamos:

Cuando estamos por ejemplo aquí en una reunión (con menos calor que hace ahora) y acabamos de parar en una lucha de fiesta, y sale uno que se ha quedao con ganas de cantar y ya ha parao la fiesta… tos paraos y de improviso sale él cantando… por ejemplo Y ¡todos a la vez! salen, cada uno con su instrumento… y sigue la cosa, esa copla y se para todo. O se cantan otras dos o tres coplas.

Hablamos de Juan Navarro, joven pero ya sabio maestro de baile. A Juan le parece muy buena la labor que está haciendo de enseñar baile a tantos. Y cuenta la anécdota de que una vez vio bailar a unos alumnos de Juan Navarro un baile antiguo, curioso. Éste le afirmó que lo que acababan de ver bailar era una mudanza de Ana la de Majallana, que resulta que es tía de Juan. (Quien no había visto bailar nunca a su tía, aunque sabía que bailaba. Después ya sí la ha visto bailar)

-¿Cómo que de mi tía?
-Sí, yo he
estao en su casa.
-¿Tú has estao en su casa…
-Y resultó que sí, es un verdial antiguo, de Almogía, que enseña en la actualidad.

Entre ambos juanes, están haciendo mucho por la fiesta. Uno por la música y otro por el baile. Pues que siguan.

(Málaga. 1997)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alonso (Jose Maria), Ana la de Majallana, Berlanga (Miguel Angel), Conchi Fernandez (La cantaora), Disco (1989-Verdiales Orquestados), Jose Gutierrez Suarez, Juan (Majallana), Navarro Suarez (Juan), Paqui Corpas, Pepe "el Limpio" y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s