0054. Entrevista con Pepe Molina (Nov. 1997). Parte 1

El profesor Miguel Ángel Berlanga, entrevistaba largamente al fiestero Pepe Molina (José Manuel Molina Gámez), el 5 de noviembre de 1997. La entrevista se publicó, dentro del anexo de fuentes orales de la Fiesta de Verdiales, en su libro “Bailes de candil andaluces y fiesta de verdiales : otra visión de los fandangos” (2000. Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga) p. 367-373

El fiestero nos da, valientemente, su visión de la fiesta de verdiales actual (bueno, de hace 13 años) y su devenir en los últimos años. Asuntos tan de actualidad (de la de ahora, 2010) como es la fiesta en los escenarios, las implicaciones políticas e idológicas, la transmisión y enseñanza de los verdiales… Como siempre, los subrayados de Miguel Ángel Berlanga van -originalmente- en cursiva, y los de la Porverita en negrita.

Pepe Molina y la Panda de Santo Pitar, en el espectáculo “Biznaga”

“Pepe Molina es fiestero y de familia de fiesteros. En la actualidad es uno de los puntos de referencia para cualquiera que quiera saber de la fiesta en su vertiente de estilo de Comares [la entrevista se realizó en 1997]. Por tradición familiar, sabe de cómo era la fiesta de Comares y alrededores años atrás. Trabaja como administrativo en la Universidad de Málaga, trabajo que le permite dedicar un cierto tiempo (algunas tardes libres) al cultivo de la fiesta. De hecho lleva adelante la panda de Santo Pitar, de estilo Montes y enseña a jóvenes en otras tantas -de estilo Montes y Comares- bajo la nueva modalidad de enseñanza, de moda desde hace unos años, de relación maestro-alumno.

La panda de Santo Pitar, es una de las que lleva más tiempo actuando para la Diputación y Ayuntamiento. Este tipo de actuaciones, está lejos de la verdadera “fiesta”, tal como tradicionalmente la han protagonizado las pandas. De esto son conscientes tanto sus miembros como todo fiestero que se precie. Pero a todo lo que sea actuar, hacer esta música, difundirla, se la da la bienvenida. Máxime si es, como suele suceder, a cambio de una contraprestación económica.

La sección de Cultura de la Diputación recurre con frecuencia a esta panda, porque saben que pueden contar con ellos: no faltan a las citas. De hecho, hoy, a las 21.30, después de mi entrevista con Pepe, la panda actuará en el Palacio de Congresos de Torremolinos. Junto a la panda estilo Comares de Benagalbón y una tuna, pondrán el broche final a un congreso de cirugía que hoy concluye…

-¿Y cómo ves tú eso de actuar frecuentemente en escenario?

Nosotros ya vamos mentalizados a que no vamos de fiesta esta noche. Vamos a cumplir con un compromiso con Diputación, a actuar para un congreso de cirugía. Este tipo de fiestas a mí me repatean, como les repatea a muchos de la panda. Muchos me dicen algunas veces: “A ver cuándo nos juntamos para echar un rato de fiesta de los buenos, no sólo para ir aquí o allí y volvernos a la media hora…” Pero claro, por un lado, veo positivo que instituciones como el Ayuntamiento o la Diputación le den un poquito de aire a la fiesta. Que la muestren a congresos… de hecho las tres o cuatro veces que la feria de Málaga se ha presentado fuera de la ciudad, en Madrid, en Barcelona, la panda de verdiales no faltó. También, aunque no sea el ambiente de la fiesta, sino que suele ser un ambiente frío (hoteles, en salones en que la gente no conecta…), la gente pasa de la fiesta.

Es que hay lugares en que la fiesta parece que no pega ni con cola…

Efectivamente, son ámbitos en donde naturalmente la fiesta no tiene porqué estar: Como anécdota, te cuento que hubo malagueños que se cabrearon mucho, gente de las élites, que se cabrearon cuando vieron aparecer una panda de verdiales en el Hotel Ritz. Hubo artículos en el periódico, unos a favor y otros en contra… Pero a veces me he llevado sorpresas. Y me he alegrado de ir a actos de este tipo, porque hay gente que han mostrado interés, he contactado con ellos por teléfono, han ido luego ellos a donde se hace la fiesta… porque yo les digo a donde tienen que ir si quieren apreciar la fiesta (A Benagalbón el día del concurso –[el tercer sábado de septiembre]– o el 28, a la fiesta Mayor, o mejor todavía, a la venta de Cotrina, que estamos de rifa…) Y eso ha partido de una actuación fría y tonta en un hotel… y así he podido hablar de fiesta de verdiales con Paul Simon, o con Narcís Serra…

Málaga ha hecho suya ya la fiesta como algo simbólico, como algo representativo de la ciudad. Es todo un proceso exitoso para vosotros los fiesteros…

Un proceso muy costoso y todavía reciente. P.e., no sé si sabes que por los años 30 o 40, y antes, los fiesteros viejos comentan que cuando llegaban a los arrabales de Málaga por la Pascua y cuando iban de rifa, de momento iban por los Montes, pero a veces se escapaban pa la capital por si cogían perrillas…

Serían pandas de por aquí cerca.

Claro, pandas de los Montes. Pues les recibían a pedradas, la gente de Málaga no quería saber nada de verdiales, lo rechazaban como cosas de catetos, antiguas… estaban totalmente desprestigiados. Con el tiempo esa mentalidad ha cambiado. Cuando el Ayuntamiento comenzó a pontenciar un poco lo de la Venta del Túnel el 28 de diciembre…

¿Eso fue por el año 60?

Sí. En el 61 fue el primer año que se hizo en Venta del Túnel. Pues entonces ya la mentalidad de la gente de Málaga cambió. Porque ya cogían sus macutos, sus bolsas de comida y se iban andando desde Ciudad Jardín o desde otros sitios hasta la Venta del Túnel… También yo pienso que fue porque como la gente del campo se vino aquí a Málaga, pues los mismos que estaban aquí iban a lo que conocían. Y como empezó a escucharse fiesta en Ciudad Jardín o en Campanillas, donde ya vivían descendientes de fiesteros, pues eso…

Esos factores particulares que conocemos, se han visto impulsados a mi entender por un proceso más amplio de valoración de músicas llamadas populares o tradicionales, fuerte desde los años 80 en otros lugares de España, y fuera…

Sí, pero desgraciadamente me temo que esa valoración de lo popular tiene también su ideología. Porque no se ve la misma valoración entre los políticos actuales y la que tenían los de hace unos años…

[Se refiere Pepe al gran auge que Pedro Aparicio, anterior alcalde, del PSOE, dio a la fiesta de verdiales. El actual Ayuntamiento lo gobiernan los del PP, al igual que la Diputación]

Pero yo he oído, Pepe, que ya los anteriores alcaldes, desde ese año 61, fueron conscientemente preocupándose por dar relieve a esta fiesta… y que Aparicio sería la culminación.

Sí, es verdad que García Grana fue el que le dio un poquillo de apoyo oficial a la fiesta del 28. Pero luego, olvídate ya de verdiales en Málaga durante el resto del año. Aparicio no: verdiales en Navidad, verdiales en la feria, verdiales a to pasto, como decía.

-Yo pienso que eso no va con la ideología sino con la persona. Aparicio fomentó toda la música, la clásica, la popular, la fiesta… era un alcalde con mucha sensibilidad hacia la música. En todo caso, los políticos casi siempre apoyarán lo que piensen que les va a dar votos…

Sí cierto. Ahora, yo creo que todavía hay reparos a la fiesta.

¿No crees que esto de los reparos no es nuevo, que Málaga ciudad siempre ha vivido muy de espaldas al campo, culturalmente, y más volcada hacia la costa, hacia el comercio…?

Eso es claro. También es que en Málaga hay un 80% de habitantes que no son malagueños de raíz, Málaga es una ciudad de aluvión. Pero mira, un ejemplo actual. La estatua del fiestero. La paga y la hace la federación de pandas de Málaga. Cuesta tres millones de pesetas. Que es un regalo que las pandas quieren hacerle al pueblo de Málaga, porque para nosotros eso es un símbolo de que la fiesta ya no está en la era, en el campo, en los corrales, sino en Málaga, porque los fiesteros se han venido aquí a Málaga a vivir desde hace ya treinta años. Entonces queremos implantar la fiesta de verdiales en Málaga para que no se pierda. Que esto yo creo que es un fenómeno pasajero.

Yo pienso, y ahora si quieres te digo por qué, que este fenómeno no es tan pasajero…

Bueno, si no se le da un calor… se puede perder. Porque ahora mismo están tocando fiesta los hijos y los nietos de los fiesteros. Y casi para de contar.

Pero hay treinta pandas. Y tú sabes que algunos son allegados y han entrado bien. Y hay gente que ya da clases, y la juventud acude…

Pero es un fenómeno muy reciente, esto viene de cuatro, cinco o seis años para acá. De hecho ya, las dos pandas de Banagalbón son fruto de enseñanza de un profesor y una serie de alumnos aprendiendo. Ya no es de padres a hijos como antes, sino de profesor a alumno. Las dos de Benagalbón, la de Jotrón y Lomillas de Mangas Verdes, la de la asociación Ntra. Sra. de los Dolores de Mangas Verdes…

Está Carmen Tomé ahí ¿no?

Justamente. Majallana también ha sacado sus pandas…

Y Alonso Martín en la parte de Jeva…

Si no existieran esas tres o cuatro personas que están enseñando [Pepe parece no incluirse en este elenco, pero es uno de esos tres o cuatro] y estos veinte o treinta alumnos que están aprendiendo, ya hace tiempo que la fiesta de verdiales tendría problemas. El futuro lo veo en que se implante en los colegios, que llegue a las peñas de Málaga y al pueblo de Málaga.

Pero está pegando. De hecho ahora ya esto es mucho más conocido por muchos malagueños de clase media, digamos. Carlos Fernández y su hermano Alejandro, parece que van a comenzar a dar clases en dos o tres colegios. Hace no tantos años, casi nadie tenía idea de lo que era esto. Esto es un dato.

Por supuesto. Pero estamos empezando ahora. Estamos viendo ahora el fenómeno de la posible implantación de la fiesta de verdiales en Málaga capital. Pero sin ir más lejos: ibas a la feria de Málaga de 1997 y tú no escuchabas verdiales en ningún sitio. Este año. Sólo por la noche en la caseta de verdiales, de día en la plaza de la Merced, y una actuación de una panda en la plaza de la Marina en el festival del folklore internacional. Y se acabó. Con el montón de casetas y de chiringuitos que hay en Málaga… nada. Alguna que otra malagueña muy perdía, rumba… y bakalao a todas horas.

Pero eso mismo pasa en todas partes. En Granada, en Córdoba…

Pero yo entiendo que donde no se tienen cosas tan vivas… y ojo, que en Granada lo tienen creo yo, el fandango robao… aunque son de la montaña… Bueno, y en realidad, ¿qué son los verdiales? De la montaña, de los montes…

Continúa en la Segunda Parte

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Aparicio (Pedro), Berlanga (Miguel Angel), Diputacion P. de Malaga, Panda Santo Pitar, Pepe Molina (Jose Manuel Molina Gamez), Venta del Tunel y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s