0090. Cartas de Pepe Molina (6ª)

Otra carta más de nuestro amigo Pepe Molina, en donde nos cuenta los magníficos “fichajes” que los jóvenes parranderos lograron hacer, gracias a la incorporación de Juan Romero un poco antes.

De José Manuel Molina Gámez
Para porverita@gmail.com
19 de noviembre de 2010

Querida amiga. Si te parece, continuamos con las peripecias de la panda Santo Pitar.

Tras nuestro esperado debut en los concursos de Rincón y Venta del Túnel, encaramos 1984 con la mayor de nuestras ilusiones. La verdad es que nuestra participación en ambos eventos, además de servir para darnos a conocer al mundo de la fiesta, también nos hizo comprender el punto exacto en que nos encontrábamos respecto a ese mundo. Éramos una panda juvenil, con muchas ganas y expectativas pero aún muy verde en algunos aspectos.

Así lo comentaba con el último incorporado, Juan Romero, conocedor a fondo de pandas y fiesteros al estilo de los Montes por haberse criado en el “meollo” de esa modalidad, en Chaperas, en las Casillas del Arroyo los Frailes, para ser más exacto, de donde eran Antonio Cruzado, el Rubio de las Casillas (de ahí su apodo), Pepe Romero, actual alcalde de Jotrón y otros muchos grandísimos fiesteros.

Juntos, coincidimos en que nos faltaba algún fiestero con experiencia, que nos diera más “empaque” y calidad, sobre todo en el cante, algo de lo que adolecíamos pues, en realidad, cantaor bueno de Montes sólo se le podía considerar a él mismo, aunque Luis iba mejorando mucho su estilo. Le pedí que, ya que él conocía tantos y tan buenos fiesteros, nos echara una mano localizando a alguno. Él, me habló de un tal Antonio “Piteli”, que era muy buen platillero y cantaor y que se había criado con él en las Casillas. En aquel tiempo se encontraba libre de compromiso con panda alguna.

Por otro lado, convinimos en que, para dirigir la panda con la vara de alcalde podríamos contar con su hermano Rafael Romero, quien tampoco salía con ninguna panda. Por supuesto, le dije que, adelante, que hablara con los dos. Y aprovechamos una actuación que nos salió en Marbella para que salieran por primera vez con Santo Pitar, Rafael, de alcalde, “Piteli”, con los platillos y cante.

Ni que decir tiene que nos encantó a todos, el primero, a Adolfo, por su excepcional voz fiestera y legítima, por su bravío toque de platillos y, sobre todo, por su saber estar, sencillez y simpatía. Rápidamente conectó con Luis, Fali, Juan Miguel… con todos y todas. Juan Romero me advirtió que no contara con seguridad con él pues no era muy amigo de comprometerse con ninguna panda durante mucho tiempo. De hecho, sólo había salido con Rafael Calderón unas Pascuas y, de vez en cuando, acompañaba a José Romero en su panda de Jotrón y Lomillas, más por amistad y afinidad casi familiar, pues lo conocía desde niño, que por verdadero compromiso.

Sin embargo, ¡quién lo iba a decir!, desde entonces, nos ha venido acompañando prácticamente sin excepción hasta el día de hoy, cosa que, sus compañeros, le agradecemos constantemente más, casi, por su calidad humana que por su saber verdialero, que ya es enorme.

Por esa época, completamos la panda con un grupo de baile que hizo historia, con la inclusión de Mari, hermana de Vito y mi prima Carmen Baena Molina. Además, Toñi Castillo nos acompañaba cuando su panda del Maestro no coincidía con nosotros.

La panda pegó un importante salto de calidad que se notó ya en los concursos que afrontamos ese año, tanto en el Rincón como en venta del Túnel, en cuya Fiesta Mayor, recuerdo que hicimos muy buena fiesta y logramos un meritorio segundo premio. Meritorio, si tenemos en cuenta que era nuestra segunda participación.

Sin embargo, poco dura la felicidad en casa del pobre. El año siguiente, 1985, en el que nos las prometíamos más felices, aún, fue, sin duda, el más nefasto y traumático (éramos demasiado jóvenes para asimilar un golpe tan triste) de la historia de la panda por el fallecimiento de su fundador, Adolfo Romero Molina, el 30 de octubre. Por ello, prefiero pasar rápido por ese año funesto y, para nuestro siguiente encuentro, nos acercaremos, ya, a una panda con todo un futuro por delante.

Un abrazo,

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Adolfo Romero Molina, Carmen Baena Molina, Correos de Pepe Molina, Juan Romero Anaya, Mari Castillo, Molina Gamez (Jose Manuel), Panda Santo Pitar, Pepe Molina (Jose Manuel Molina Gamez), Piteli (Antonio Ruiz Ternero), Rafael Romero Anaya, Toñi Castillo, Victoria Castillo Angulo (Vito) y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s