0125. El sombrero de verdiales, por Andrés Jiménez

Esta ilustración de 1912, de Narciso Méndez Bringa, creo que es la primera representación icónica del sombrero de verdiales, y resulta curioso que el distintivo de los “tontos” no lleve aquí las tan “traídas y llevadas” cintas.

De momento, y según esta imagen, el sombrero de verdiales debía ser una especie de corona de flores, y lo que parece atavío verdialero sería lo que Andrés llama “ropilla de salir”.

Os dejo con una nueva entrega bibliográfica sobre este distintivo de la Fiesta de Verdiales.


Andrés Jiménez Díaz, en su libro “Verdiales : patrimonio musical del campo malagueño” (Arguval, 2009) nos proporciona una breve y muy aquilatada versión de la significación del sombrero de verdiales.

Andrés da con el quid de la cuestión: que el estudio del sombrero de lazos es lo que mejor -además de parte de la instrumentación de la Fiesta- nos permite vincular el origen de la Fiesta de Verdiales con las culturas mediterráneas de la antigüedad.

El Sombrero

No es un instrumento propiamente dicho, es sólo un abalorio emblemático, y tiene un enigma por descifrar. Hasta los años de 1960 nunca tuvieron las pandas de Verdiales ningún tipo de uniforme, la única prenda que se usaba como insignia era el sombrero y sólo se lo ponían en Navidad -solsticio de invierno-; durante el resto del año sólo se usaba en las fiestas la “ropilla de salir”, es decir, la mejor que tenían.

Pero un estudio bien hecho sobre el sombrero aportaría mucho a la historia de esta Fiesta milenaria. Está constituido sobre una base de pleitas de palmas, adornado con flores, antes naturales, hoy contrahechas, entre las cuales van incrustados varios espejuelos bordados con una aureola que semejan soles pequeñitos, y en los lazos de colores que le cuelgan se adivina el arco iris; todo en el sombrero hace alusión al Sol. Sus orígenes se desconocen, pero a poco que se cavile sobre el particular, tendremos que remontarnos a tiempos de adoradores del Sol, la fecha en que se emplea (solsticios de invierno) y los temas alusivos en los adornos nos llevan a esta conclusión.

Y el sombrero te dirá:
Yo soy el viejo sombrero,
arco iris de colores,
soy la insignia del fiestero
el Sol con sus resplandores
va en mis lazos y espejuelos”


Anuncios
Esta entrada fue publicada en Jimenez Diaz (Andres) y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s