0219. La fiesta vivida, por Pepe Portillo (3ª parte)

Pepe Portillo “Calderón” La Fiesta vivida. 3ª parte (1982-1983)

1982

Este año lo recuerdo, pues fue el año más largo de mi vida esperando que llegaran las esperadas Pascuas. Solo queríamos fiestas, tocar y bailar; nos daba igual que fuera mala, lo que queríamos era solo tocar, pues sabíamos que en llegando las Pascuas salíamos con Calderón y teníamos que estar a la altura de aquella fiesta.

Llegó la esperada fecha del 24 por la tarde donde Rafael [Calderón] vino a mi casa con su furgoneta. Nos recogió a mi hermano y a mí y nos fuimos para La Herrería donde habíamos quedado, y de allí a los del Túnel, donde pasamos toda la noche. Y la gente decía “¡Vaya! ¡Ya estás con Calderón!”, y yo no sabía el por qué. No me daba cuenta de la clase de fiesta donde iba.

A eso de las 11, más o menos, llegaron mis padres con una cara de satisfacción… al ver, que de momento, seguíamos con la tradición. Nada más llegar, rifaron a mi padre para que bailara la bandera, y yo me decía “¡si llevo aquí toda la noche y nadie me ha rifado!” ¡Pero qué ignorante! Él era el maestro y yo el alumno.

Ya de madrugada y con la venta casi vacía me dijo Rafael que echara una lucha de platillos y le dije que sí. Cuando me puse en medio de El Moreno, Manolo el Tórtolo y Juan Medina me sentí la persona más chica del mundo, entre ellos, y mucho más, después de las miradas que me echaron. Fue mi primera lucha de platillos con la panda de Calderón. Cuando terminé, Rafael se vino para mí y me dijo: “así se tocan los platillos, moviendo las dos manos”, y les dijo allí a los fiesteros “acordarse lo que os digo: los hermanos van a dar guerra”. Yo lo único que quería era poderme meter entre ellos, sin que me sintiera como me sentía: totalmente desplazado.

Ya casi por la mañana, el Moreno me dijo que echara una lucha con sus platillos, que se iba a tomar un café, y yo… encantado de la vida. La verdad, es un lujo que no todo el mundo ha podido tener, que es tocar los platillos de El Moreno.

Así transcurrieron los días, hasta que llegó el esperado 28, y nos fuimos para la Venta del Túnel. La panda era casi la misma que la del 1978, a excepción de mi hermano y yo, el violín que era Miguel “el Zorrito”, y también Antonio “el Cabra”. Nos trajimos el primer premio, para no variar, y pasamos la noche en aquel salón que estaba siempre preparado para la panda ganadora. Allí vi otra vez a la que hoy es mi mujer. En una escapadilla, le pille las vueltas y pude hablar con ella. Quedamos y hasta el día de hoy. Aquellas pascuas, me dijo mucha gente que por qué cantaba por Almogía. Así que me puse manos a la obra y empecé a trabajarme un estilo de Montes.


1983

De ese año sólo recuerdo que hubo en el mes de agosto un Concurso en la plaza de toros de La Malagueta, y por causas que desconozco, mi padre llevaba la varilla. La fiesta fue la siguiente: alcalde, Pepe Calderón; violín, Miguel “el Zorrito” ; guitarras, Salvori Gutiérrez, Antonio Gutiérrez, Pedro Gutiérrez y Juan Majallana; platillos, Pepe de Baltasar, Piteli, Antonio “el Cabra” y yo; pandero, PuñoHierro; bandera, yo; baile, mi hermana Paqui Portillo y yo.

Nos juntamos en La Herrería como casi siempre. Echamos unas luchillas y aquello no sonaba como debía con arreglo a la gente que iba. Nos fuimos para la plaza de toros, donde echamos otras cuantas luchas más. Había mejorado, pero no decía todavía como tenía que decir. Cuando subimos al escenario, mi hermano mayor puso el típico radiocasete encima del escenario para grabar aquella fiesta. Una vez que arrancó la fiesta allí arriba, no veas lo que salió: ni más ni menos que lo que tenía que salir: un fiestazo. La gente que nos iba siguiendo desde por la mañana, cuando escucharon aquello decían: “ahora, sí es esto fiesta”, que por cierto, salió en la grabación.

Había un solo premio para los tres estilos, ganando la panda primera de Comares. El jurado era Antonio Povea. Esta foto se puede ver en la Venta Álvaro. ¡Qué lástima que no se pueda escuchar!

Llegando el 29 de noviembre de 1983, me tuve que ir, para hacer el Servicio Militar, a Madrid, justamente en Colmenar Viejo. Hice un periodo de instrucción muy corto. Allí había un cabo que le gustaba la poesía y yo, cuando me lo calé, más o menos, le dije que yo era poeta. Entonces, el tío flipó. Le decía coplas de verdiales, y que eran mías. La verdad, me quité una “pila” de frío y de carreras por todos aquellos [repechos].

El 24 de diciembre juré bandera y allí estaba mi padre, mi madre y mi novia. Nos metimos en un Renault 12, y para Málaga…, llegando de madrugada a casa de Antonio “el Cabra” donde estaba la panda de Calderón. Allí estuvimos un rato y nos fuimos a casa, a descansar, pues por la mañana habíamos quedado en La Herrería.

Por la mañana, allí estábamos. Luego tiramos para la Venta del Túnel, donde se grabaron los vídeos que hay ahora en internet ¡Quién lo iba a decir! Además se me nota en el pelado que me dieron.

Aquel año, no disfruté de la fiesta pues tenía más mi cabeza en el año de mili que me quedaba, que en disfrutar de eso que tanto quiero, que es la Fiesta de Verdiales. Cuando el 29 por la mañana salimos de aquel saloncito que había en la Venta del Túnel y fui a recoger mi coche, me habían roto dos cristales. ¡En fin! ¡Qué le vamos a hacer!


Anuncios
Esta entrada fue publicada en La fiesta de Pepe Portillo, Moreno, el (Jose Lara Amaya), Panda de Rafael Calderon, Pepe Portillo (Calderon), Rafael Calderon Portillo, Venta del Tunel y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 0219. La fiesta vivida, por Pepe Portillo (3ª parte)

  1. Juanele dijo:

    Cada relato de Pepe, es un poco más emotivo y bonito que el anterior, así se ve la afición de un muchacho y la trayectoria de lo que iba a ser un fiestero de renombre.
    No cabe duda, en el primer video de este relato, hago resaltar la copla que canta José Sanchez Portillo, ¡pepillo el de Los Lopez!, como le conocimos de niño en los Verdiales, que cante más bonito, con razón le empuja Rafael Calderón para que cante.

    Ánimo Pepe, que espero tu siguiente relato, un abrazo.

  2. Juanele dijo:

    Bueno es que en este segundo video, ya se ve a un abanderado por todo lo alto, y eso que estaba pensando en la mili que le quedaba, entonces si pensara en la fiesta, ¿que sería?.
    No cabe duda que viene de buen mastro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s