0390. Raíces y costumbres verdialeras. 10 (Alonso Martín)

Su majestad Vicente “el Negocio” acompañando a la familia González “Porras”

Décimo fragmento del librito de Alonso Martín “Raíces y costumbres verdialeras”, que publicó en 1989.

Personalmente, creo que es la mejor descripción de las peculiaridades del estilo Almogía, y al final recoge una larga relación de fiesteros de esta modalidad que habían destacado antes de ese año 1989.

Trata también brevemente el “asunto Padilla-Porras“, ofreciendo su propia opinión, y finalmente reconoce la labor en pro de la fiesta de Almogía de quién Alonso adjetiva como “majestad”: Vicente Fernández “El Negocio”

Tengo que comentar que he conservado -casi siempre- la puntuación y la ortografía del texto original, salvo cuando la lectura se hacía un poco confusa. La relación final de fiesteros, la he transformado en lista, para hacerla más legible.

Dentro de mis conocimientos, he resaltado en negrita los nombres de los fiesteros de los que disponemos documentos audiovisuales o testimonios escritos.  Si se puede corregir algo, será bienvenido.

Y para hacer también más comprensible el texto he señalado en cursiva los nombres de lugares.

Así que la Porverita es la única responsable de las negritas y las cursivas.


El Verdial, en los tres estilos se acompaña igual de guitarra.

La copla va compuesta de seis versos: en la primera palabra DO, en la segunda FA, tercera DO, cuarta SOL, en la quinta DO y en la sexta FA, y el paseillo se acompaña con MI y con LA. Luego existen diferencias que ya iremos hablando, en el toque de platillos y pandero, violín y baile.

ESTILO DE ALMOGÍA

El estilo de Almogía que empieza en las Yeseras de Cártama y termina en El Torcal por Jeva es el de más extensión geográfica.

En toque, es más rápido y se nota de los demás a distancia por su repique de platillos, aquí, el violín incorporado en los años veinte de este siglo, sustituye a los punteos de guitarras en la salida, por paseillos y parada mediante subida, o copla. Hay paseillos más floreados, o repiqueteados que otros, así sucede con las “subidas”. La guitarra se limita al acompañamiento con las notas antes descritas, el pandero que siempre fue rajado, hoy se toca con unos golpes con la yema de los dedos en el centro y de arriba a abajo entremezclado con un rajeo, quedanto casi olvidada la costumbre antigua de rajeo mezclado con golpes. La nueva forma es más acoplada con el sonido de los platillos, mientras que los panderos son de tipo medio y suelen llevar unos 18 pares de sonajas pequeñas.

Los platillos de este estilo, tuvieron varias formas dentro del repiqueteado. Así cuentan como Salvador Gutiérrez, antiguo verdialero de Los Moras o La cuesta de Los Pablos, tocaba con dos pares de platillos a la vez, lo que demuestra que en el toque no era completo el repiqueteo. Luego, por Jeva, zona donde el platillo se tocaba completamente repiqueteado, fue quizás la zona donde mejores platilleros hubo. Recuerdo aquel trío que formaban Rafael Pozo, Juan Lucas y Antonio Chano, eran los punteros de aquel tiempo, las pandas los buscaban todas, pues estos hombres hacían un repiqueteo con un poco de batío. Luego “El Negocio” los llevó a un repiqueteo sin batirlo y que se acoplaban más al redoble del pandero, y es quizá la forma más completa existente hoy.

Los cantaores, siempre buscaron estilos personales y adaptado a su compás de fiesta.

El mayordomo o alcalde, es la persona que con su vara, va dirigiendo la fiesta, salida del violín, cantaor y baile y la parada. Cuando hay rifa es la persona que lleva las cuentas y es el que busca las actuaciones, en festivales, etc.

En baile existen sobre cuarenta mudanzas diferentes; hay estilos personales, pero lo importante es marcar el compás con los pies y con los brazos. El hombre se puede permitir adornos diferentes que le dan más gracia a los movimientos, pero sin trocar la mudanza ni liar a la compañera, y es muy importante el compás de castañuelas o palillos.

El baile de bandera, hoy lo llevan todas las pandas, pero que debido a la rapidez de la fiesta en el estilo de Almogía del que nos ocupamos le da más alegría al baile los de este estilo, y creemos que fue un invento de esta zona; siempre cuidaron la perfección, movimientos de pie y pasadas por la espalda casi con la misma gracia que un torero da las manoletinas.

El tema del atavío se viene premiando desde que se vienen organizando festivales con miras a una mejor vistosidad en los escenarios. Cada panda se viste como puede, pero lo típico consiste en: zapato negro, pantalón negro, camisa blanca y mejor con chaleco también negro, faja roja y el típico sombrerillo adornado de lazos y flores. Hay que reconocer que antaño las pandas no cuidaban el tema del atavío; eso sí, el sombrerillo de flores, pero solo por Navidad.

El sombrerillo de flores va construido sobre un sombrero de palmas afirmado con un fuerte alambre y forrado con tela de colores. En el fondo interior suele llevar alguna postal de recuerdos de algún amor. La parte superior se adorna con flores que antes eran de papel y hoy han sido sustituidas por el plástico, entremezcladas con espejos; por último, la parte trasera, con lazos o cintas que antaño solían ir bordadas a mano por las novias o hermanas de los verdialeros; en muchos casos cogidas en las carreras de cintas a caballo, y por la parte delantera con collares, medallas y campanitas navideñas.

Para terminar con este estilo quisiera recordar nombres de fiesteros que fueron populares si no viven, y que los son si viven, y pido perdón si alguien se me olvida.

[He puesto en negrita los fiesteros de Almogía de los que yo esté segura de que existe documentación audiovisual y he transformado la relación continua de Alonso en una lista para que sea más legible]

Los Moras:
– José (Pepe violín);
– Antonio María (violín);
– Vicente de la Oliva (platillos y cantaó), padre del Negocio;
– Pedro Gutiérrez (gran bailaó);
– Alonso el Tita (platillos);
– La Cachirra (violín);
– Francisco Gutiérrez (guitarra), hijo de José;
– José Salazar.

– Juan Rando de pandero;
Diego Porras con la guitarra;
– Antonio Maestro de guitarra;
– hijos [de Diego “Porras”] Manuel Porras, cantaó y guitarrista y Paco Porras de violín;
José Gutiérrez, maestro de violín;
– Salvador Gutiérrez, platillos, igual que su hijo Salvador;
Juan Gutiérrez, guitarra y cantaó, lo mismo que su hijo Paco Gutiérrez que también es guitarrero y cantaó;
Pedro Reina y (nieto), violinistas
Batanás es violinista y cantaó;
Pedro Dueñas (cantaó);
– Nieto de las Chorreras (violín);
– Isabel González (gran bailaora y madre de “El Negocio”);
Vicente “El Negocio” (baile, platillos y cante);
El Morilla (platillos);
– Miguel “El Calé” (cantaó);
– Francisco “Fufú” (violinista);
– La Cortela y su hermano Chicote (bailaores de Las Yeseras);
– José Cuchillo (violín del Chopo);
– Pepe Rebollo (guitarra);
– los “Canastos” (guitarras y cantaores);
– El Moreno del Chopo (pandero);
– Rafael Montes;
– Juan Muñoz;
– Gabriel “El coco” (bailaor);
– las tres hermanas (bailaoras);
– “El Limpio“, hijo y nietos;
Arito padre y Arito hijo (pandereros);
Juan Veneno (baile de bandera y cantaor);
– Janiquito hijo (cante y bandera);
– El Galopín (bandera)

De Arroyo de Jeva
– El Colorao
– El Arradio (pandero)
– Miguel Rebollo (platillos)
El Capitán (pandero)
– Paco Lucas (violín)
– José Lucas (cantaor y platillos)
Juan El Caracol (cantaor y guitarrista)
Salvador El Caracol (cante y guitarra)
– Alonso El Caracol (violín)
Belica (bandera)
Alonso Gómez “El tuerto” (violín)
Padilla (violín)
Lorenzo Lantiscares (platillos)
– El Alemán (maestro de violín)

En Monterroso:
– Curro Tacones (cante)
– Los Arrezas (platillos y cante)

En El Cerro:
– José Chula (cantaor)
– El Ciego Lucero (cantaor y guitarrista)
– Los Churripos
– José Madrina (guitarra)
– Juan El Curro (cante y platillos), su hermana María (bailaora) y su padre (bailaor);
Cristóbal Chula (maestro de baile y bandera)
– La Canaria (baile)

En Espinazo:
– Plantallana (violín)
– Los Collantes (baile)

En Rojas:
– Los Morenas
– Antonio el de Rojas (maestro de baile)

En Las Lomas:
– Juanico el del Tejar y su hijo Rafael (guitarras)
– Antonio Chano (cante y platillos)
– El Tuto (guitarra y cante)
– Los Palmeros: José , Manuel y Francisco (cante, pandero y platillos);

En Jeva:
– Los Martínez
– Los Pintos
– Rafael el de Teresita (cante y platillos)
– Joaquín el de Pepe Rosas (baile)
– Antonio y Paco Cuenca (guitarra y cante)
– Rafael Cuenca (pandero)
– Nicolás Moroso (cante y pandero)
– Juan Zarza (guitarra)
Lorenzo Zarza (guitarra)
– María e Isabel (baile)
– Salvadora Muñoz (baile)
– Juana de La Guitarra (baile)
Francisca Gámez (cante)
Juan Lucas (platillos y cante)
Juan Delgado (violín y cante)
– Pedro Martín (violín)
– El Rubio de Pedro Mínguez (violín y cante)
– Manolo El Pardo (pandero)
– Antonio El Bailaor
– El Moreno del Lino (bailaor de bandera)
– Paquillo del Molino (bailaor de bandera)

En Las Palomas y Llanos de Huertas:
– Goro y Alonso Ruiz (violín y cante)
– Luis Boquerón (guitarra)
– Fernando y Juan Madrina (guitarra)
– Juan Conqui (violín)

En el estilo de Almogía se asegura el futuro, ya que son muchos los jóvenes que lo están aprendiendo, gracias al trabajo de Salvador Pendón, José Domínguez, y como no, Vicente Fernández, creador de la desaparecida panda infantil de la Huertecilla Mañas, hoy en la panda Raíces de Almogía y colaborador de la Panda “El Torcal”. En todas estas pandas existen jóvenes que prometen bastante.

Para terminar con este estilo, quisiera hablar de un tema que para mí es delicado, me refiero al tema Padilla-Porras, dos maestros del violín con una legión de seguidores cada uno, y que en muchas ocasiones son motivo de polémica. Pasa como en los tiempos de Belmonte y El Gallo. Yo los defino así: Padilla, estilo propio, dominio, brazo duro, inteligente, para adaptarse a los cantes y mentenedor siempre de un ritmo bueno y alegre. Porras: sonidos a gloria, cuando bajan los duendes. Paco Porras significa en el violín lo que Curro Romero en el toreo.

Y en baile, toque y sabiduría verdialera, su majestad El Negocio.


Alonso Martín Ruiz. “Raíces y costumbres verdialeras” (1989)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alonso Martin Ruiz (Alonso de la Higuera), Librito de Alonso y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s