0444. Correos de Pepe Molina (14º) – Santopita inaugura el año 1987

La panda Santo Pitar inaugura el año 1987 con la entrada de algunos fiesteros fundamentales en la fiesta y en la historia de esta panda: Rafael Santiago “el Cocodrillo” empieza con ellos como platillero y acabará como alcalde de… “toda la vida”. También se incorpora al pandero, Antonio Portillo “Puñohierro” para suplir las ausencias de Luis (Jose Luis Romero “el Lata”)

José Manuel Molina Gámez (aka Pepe Molina) relata, con su habitual gracia y elocuencia, algunas anécdotas y salidas de la panda fuera de Málaga, aunque a algún columnista malagueño de la época le pareciera que los verdiales eran… una tarjeta de presentación bochornosa (Habría que buscar esa columna en el Diario de la Costa del Sol).

Aunque no es seguro de que corresponda a la edición de 1987 de la Fiesta Mayor, aquí tenemos a la panda en esta época (de hecho, el pandero en esta edición lo llevaba “Puñohierro”)

Según un comentario en YouTube: En la primera lucha cantan Juan Romero, Pedro y Piteli. Bailan Vito, Carmina, Toñi, María y Carmen.


Hola amiga,

Una vez pasadas las fiestas navideñas entramos en otra fase más tranquila y rutinaria, así que, retomamos, si te parece y cual abuelo Cebolletas, las historias de la panda Santopita.

Por el año 1987, unos meses antes, en realidad, nos acompañaba un extraordinario guitarrero y cantaor, Pedro Gutiérrez, que tampoco tocaba nada mal el violín. Pedro, familia de los Gutiérrez de Cártama y Campanillas, era, a su vez, íntimo amigo de Antonio Portillo, “Puño de Hierro” y, la panda comenzaba a acusar las frecuentes ausencias de Luis, obligadas por su trabajo, por lo que nos vimos precisados a buscar panderero para poder atender a los numerosos compromisos que surgían por lo que, a sugerencia de Pedro, hablamos con Antonio quien se había desligado de la panda de Calderón, ya sin la vara de mando de su creador, Rafael Calderón. Y debutó el 14 de febrero en la venta del Túnel, con motivo de la fiesta-almuerzo que celebraba el Colegio de Graduados sociales de Málaga. He de decir que a esa fiesta asistíamos todos los años como una tradición, en la que echábamos unas luchas de fiesta entre amigos y disfrutábamos del excelente arroz de la Venta.

Ese mismo año, el 1 de mayo en Vélez-Málaga, salió con nosotros como platillero Rafael Santiago García, quien pocos mese más tarde se convertiría en alcalde de la panda hasta su fallecimiento.

En junio, contactaron con nosotros unas jóvenes de Coros y Danzas que pretendían las acompañáramos a la localidad sevillana de Dos Hermanas, a un festival folklórico. Ellas querían bailar sus particulares mudanzas al compás de la panda y no pusimos el menor inconveniente aunque sí la salvedad de que durante la actuación también debían participar nuestras bailaoras. No hubo problema y hacia allí nos dirigimos. Había grupos de España y Europa y todos nos quedamos a dormir en una especie de colegio
mayor pero, eso sí, separados los hombres de las mujeres, lo que no fue óbice para que entre algunos y algunas, que por prudencia omito detalles, no pasaran más de cuatro cosas. Lo cierto es que fue una noche inolvidable de risas, fiesta y convivencia. ¡Cómo no sería el caso que, había en un escenario un conjunto de música amenizando la fiesta y en un momento dado,
Rafael Santiago soltó tal carcajada en medio del salón que hasta el grupo musical paró de tocar por el estrépito!, y todo ello, en un salón enorme y lleno de bulliciosa juventud.

En 1987 se cumplían 500 años de la incorporación de Málaga a la Corona de Castilla y se quiso celebrar a lo grande. Para ello, se llevó la presentación de la Feria de agosto a Madrid, nada menos que en los salones del Hotel Ritz y en dicha presentación no faltaron los verdiales, representados por la panda Santo Pitar. Allí se dió cita lo más granado de
la cultura, medios de comunicación, y alta sociedad malagueña, con muchos nacidos en la Costa del Sol pero que vivían en Madrid por desempeñar sus trabajos en la capital, como era el caso de Mª Teresa Campos, Manuel Alcántara, Alejo García y otros muchos,

Fue un éxito rotundo y la panda cumplió con su papel de manera brillante. Para mi sorpresa, días más tarde, en el Diario de la Costa del Sol se hacían eco de ciertas opiniones de determinado sector de la sociedad malagueña contrario a la presencia de la panda: –“una panda en los salones del Ritz, ¡habráse visto tamaño desatino!¡qué bochorno!“- El artículo venía en una sección diaria llamada “La esparnúa”, expresión castiza del dicho “la espada desnuda” y en el que se vertían opiniones que tenían que ver con la sociedad malagueña, aunque el autor, algún redactor del periódico, defendía la presencia y actuación de la panda: “…hay quien se ha ofendido de que los verdialeros tocaran y cantaran en los salones del Ritz, pero a mí me parece bién que los del Santo Pitar verdialearan de lo lindo en Madrid…

Cierta tarde que me hallaba visitando al alcalde Pedro Aparicio, en su casa, le comenté lo del artículo y él, quitándole importancia me dijo: –No te preocupes, es la Málaga de siempre-, haciendo alusión a ese sector elitista de la sociedad malagueña que nunca ha sabido valorar la cultura popular encarnada en la fiesta de verdiales, más bien, la miraban como
cosa baja, chabacana, cateta en su sentido más peyorativo.¡Cuánto han cambiado las cosas!, afortunadamente.

Hasta otra, amiga.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antonio Portillo (PuñoHierro), Correos de Pepe Molina, Molina Gamez (Jose Manuel), Panda Santo Pitar, Pedro Gutierrez, Pepe Molina (Jose Manuel Molina Gamez), Rafael Santiago (el Cocodrilo) y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s